Noticias y actualizaciones comerciales en vivo


Cr√©dito…Los New York Times

Los líderes europeos buscan castigar a Rusia por su papel en los presuntos atrocidades cometidas en Ucraniase están concentrando en la prohibición del carbón como la fuente de energía importada que sería la más fácil de reemplazar.

Las deliberaciones sobre la prohibición y otras sanciones del miércoles continuaron hasta el jueves, y unión Europea funcionarios y diplomáticos anticiparon que las medidas estarían aprobadas para entonces. El proceso reflejó los desafíos de llegar a un acuerdo entre las 27 naciones miembros sobre las sanciones, que también incluirían la prohibición de que los barcos rusos ingresen a los puertos de la UE.

De aprobarse, las sanciones serían las más duras impuestas por el bloque desde que el presidente Vladimir V. Putin de Rusia lanzó la invasión de Ucrania hace seis semanas. Las sanciones deben ser aprobadas por todos los estados miembros.

Aunque la Unión Europea depende del carbón ruso, el bloque podría reemplazarlo más fácilmente con importaciones de otros países que con el gas natural y el petróleo.

Pero prohibir el carb√≥n de Rusia podr√≠a disparar los precios de la energ√≠a para los consumidores europeos, dada la escasez existente en el bloque, seg√ļn la consultora Rystad Energy. Carlos Torres D√≠az, vicepresidente s√©nior de Rystad, calific√≥ las posibles sanciones como ‚Äúun arma de doble filo‚ÄĚ.

Las importaciones de Rusia representaron el 47 por ciento del carb√≥n que ingres√≥ a la Uni√≥n Europea en 2019, seg√ļn la oficina de estad√≠sticas de la Uni√≥n Europea, Eurostat, lo que convirti√≥ al pa√≠s en el proveedor m√°s importante de combustible. Eso equivale a 4.000 millones de euros en carb√≥n al a√Īo, dijo Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisi√≥n Europea.

Cada estado miembro tiene necesidades energ√©ticas diferentes, y entre ellas el m√°s dependiente de la energ√≠a rusa en general es Alemania, la mayor econom√≠a del bloque. Aproximadamente la mitad de todo el carb√≥n que Alemania importa proviene de Rusia, el a√Īo pasado totaliz√≥ ‚ā¨2,200 millones, seg√ļn cifras gubernamentales. La mayor parte se utiliza para generar electricidad y alimentar la industria sider√ļrgica de Alemania.

El lignito, o lignito, el √ļnico combustible f√≥sil que todav√≠a se extrae en Alemania, se quema para generar energ√≠a. Tambi√©n es el combustible f√≥sil m√°s sucio, lo que otorga urgencia a los esfuerzos para dejar de quemar carb√≥n. Pero 2021 result√≥ ser menos ventoso de lo esperado, lo que afect√≥ los esfuerzos de energ√≠a e√≥lica del pa√≠s y provoc√≥ un aumento de casi el 5 por ciento en la energ√≠a generada por carb√≥n para el a√Īo.

El gobierno del canciller Olaf Scholz hab√≠a presentado planes el a√Īo pasado para que el pa√≠s abandonara el carb√≥n a principios de la pr√≥xima d√©cada, y el mes pasado, el vicecanciller y ministro de econom√≠a, Robert Habeck, dijo que Alemania tratar√° de alejarse de Rusia. carb√≥n a finales del verano.

‚ÄúLa forma en que llevaremos a cabo un embargo de carb√≥n est√° bien preparada‚ÄĚ, dijo Habeck el mi√©rcoles.

Diplomáticos en Bruselas dijeron que Alemania y otros países que anteriormente se resistieron a la prohibición del carbón ruso habían asegurado una pausa de tres meses, lo que les permitiría completar los pedidos actuales y liquidar los contratos existentes antes de hacer cumplir la medida.

Las empresas alemanas ya han renegociado contratos con otros pa√≠ses que exportan carb√≥n, dijo Habeck. Pero los env√≠os que ya se ordenaron y est√°n en camino desde Rusia no ser√°n detenidos ni rechazados, agreg√≥. ‚ÄúSi devolvemos esos barcos, podr√≠amos enfrentar una escasez‚ÄĚ, dijo a los periodistas en Berl√≠n.

El carb√≥n de Estados Unidos, Colombia y Sud√°frica podr√≠a ayudar a cerrar la brecha que queda al eliminar las importaciones de Rusia, seg√ļn la Asociaci√≥n Alemana de Importadores de Carb√≥n, un grupo industrial que representa a las empresas que dependen del suministro de carb√≥n del exterior.

En una llamada telefónica el miércoles, Scholz y el presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, hablaron sobre la guerra en Ucrania y la energía, dijo la oficina del canciller.

Australia proporcionó casi un tercio de las importaciones de carbón de la Unión Europea en 2019. Los mercados australianos ya informaron un aumento en los precios del carbón, ya que las empresas en Europa recurrieron a ellos para solicitar información sobre el combustible.

Polonia es el pa√≠s de la UE que a√ļn depende m√°s del carb√≥n. Si bien gran parte del carb√≥n del pa√≠s se extrae internamente, aproximadamente el 20 por ciento se import√≥ de Rusia el a√Īo pasado.

El mes pasado, el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, propuso una legislación para prohibir las importaciones de carbón de Rusia.

Cortar el petr√≥leo y el gas natural de Rusia resultar√° mucho m√°s dif√≠cil. Alemania ya ha reducido su dependencia del gas de Rusia en un 15 por ciento en los primeros tres meses del a√Īo, seg√ļn Habeck. Pero los l√≠deres de la industria han advertido contra la imposici√≥n de sanciones al gas natural ruso, diciendo que podr√≠a provocar p√©rdidas sustanciales de empleos en los sectores qu√≠mico, minero y farmac√©utico.

El Sr. Habeck presentó un proyecto de ley para acelerar la expansión de la energía renovable en Alemania, centrado en generar más a través de la energía eólica y solar.

Pero pasar√°n varios a√Īos antes de que se construyan nuevas terminales que permitan que el gas natural licuado llegue por barco, ofreciendo un reemplazo para el gas ruso que llega por gasoducto. E incluso si se simplifican los procesos de aprobaci√≥n, podr√≠an pasar a√Īos antes de que las terminales puedan reemplazar casi el 22 por ciento de la combinaci√≥n energ√©tica de Alemania que proviene del gas natural.

Matina Stevis-Gridneff reportaje contribuido.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *